Hinmo a la Virgen de los Angeles

Basílica de Cartago abre la Puerta Santa





El arzobispo de Cartago, monseñor Francisco Ulloa Rojas, inauguró hoy la Puerta Santa de la basílica de Los Ángeles y con ella comenzó al ritual de un año jubilar para Costa Rica. La Iglesia Católica señala que los fieles que atraviesen esa puerta, previamente confesados y comulgados, obtendrán una “indulgencia plenaria”, equivalente al perdón de todos sus pecados.

El período del año santo que se inició ayer y que permite obtener este perdón especial, finalizará el próximo 2 de agosto del 2011.
El rito se efectúa en conmemoración de los 375 años del hallazgo de la imagen de la Vírgen de los Ángeles en Cartago.

Durante la ceremonia de ayer se indicó a los feligreses que la Basílica de Cartago es el único sitio en Costa Rica en donde podrán obtener la indulgencia plenaria.

Según se indicó, quienes aspiren a este perdón deberán cumplir con tres requisitos obligatorios: asistir a la Basílica de los Ángeles; participar de la misa en ese templo y rezar ante la imagen de la Vírgen de los Ángeles.

La autorización para realizar el año jubilar fue solicitado por la Conferencia Episcopal de Costa Rica al papa Benedicto XVI.

La apertura formal de la puerta santa , una enorme pieza de madera ubicada en el costado sur de la Basílica, la efectuó el obispo Francisco Ulloa a las 10:17 a.m.

El prelado llegó hasta la puerta precedido por un nutrido grupo de sacerdotes y monaguillos y golpeó la madera tres veces con la base de una cruz de plata.

Como parte de la ceremonia religiosa el obispo repitió en voz alta , “que se alcen las antiguas compuertas que va a entrar el rey de la gloria” y luego ingresó al templo para oficiar la misa.

Detrás del obispo Ulloa, los sacerdotes y la prensa, ingresaron a la Basílica gran cantidad de feligreses que colmaron por completo el interior de ese centro religioso.

Durante la ceremonia el arzobispo de Cartago enfatizó: “pasamos por la puerta santa para celebrar el misterio de la vida y del matrimonio entre varón y mujer”.

La inauguración del ritual de la puerta santa y del año santo efectuadas ayer fueron el comienzo de los festejos y la romería que anualmente organiza la Iglesia Católica para conmemorar el hallazgo de la Vírgen de los Ángeles en 1635.

1 comentario:

Daniel dijo...

Una indulgencia plenaria no perdona los pecados, solamente la culpa de los pecados previamente perdonados con la confesión. La culpa es lo que llevaría al alma al purgatorio, mientras que los pecados (mortales) al infierno. Sin pecados y sin culpa, la persona se iría al cielo.